Un águila mora fue rescatada y asistida: permanece en observación

El Ministerio de Ambiente de la provincia, a través de sus profesionales, intervino exitosamente a un ejemplar de Águila Mora (Geranoaetus melanoleucus) que había sido encontrada con un ala fracturada en el pueblo de Monterrico
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Aguila mora

A raíz del aviso de un vecino de esa localidad, un equipo del Ministerio se dirigió al lugar para recuperar un ejemplar de Águila mora que había sido encontrado en las afueras del pueblo con el ala fracturada. Más precisamente, presentaba una dislocación de la articulación escapulo humeral y una fractura expuesta de húmero distal.

Inmediatamente se le dio participación a la médica veterinaria, quien le suministró antibióticos durante dos días para controlar la infección que se la había provocado producto de la herida, y que llevaba varios días. Luego, la profesional le practicó una cirugía traumatológica que resultó exitosa. Por el momento su estado es reservado, permanecerá con el ala inmovilizada y en observación y cuidados especiales a cargo de los profesionales del Ministerio de Ambiente.

Características del Águila mora

Llega a medir 60 cm si es macho; de cabeza, pecho y espalda gris plomizo cuando son adultos, ventral blanquecino barrado de oscuro con punta negra. Además, la garganta es blanca, las alas grises barradas de oscuro, pico gris, patas amarillas, cola pardo oscura con banda blanca. Y en el caso de las hembras, son de mayor porte que los machos y miden cerca de 70 cm., llegando incluso hasta los 2 mts. entre las puntas de sus alas abiertas. Resultan fácil de identificar por el contraste negro y blanco, y por su característico vuelo, de aleteo corto y con la cola muy erguida.

El águila mora es una de las aves rapaces más grandes, comunes y hermosas que habita el sur de Sudamérica. Su distribución se extiende en los Andes, desde el norte de Colombia hacia el sur, pasando por Venezuela, y llega incluso hasta la punta de Tierra del Fuego. También se encuentra en las pampas de Argentina, y al norte, en los ecosistemas de pastizales del sureste de Brasil. Además de ocupar áreas de Paraguay y Uruguay.

Los mamíferos representan casi el 95% de su alimento. De cuerpo pesado con alas anchas, y en el adulto, una cola notablemente corta es fácilmente diferenciable en vuelvo. Tiene un rango extremadamente grande, la tendencia de la población parece ser estable y considerablemente abundante. En consecuencia, el estado de esta especie en la Lista Roja de la (UICN) se califica como de menor preocupación (BirdLife International 2011).

Respecto a los riesgos para su supervivencia, como en la mayoría de los animales pertenecientes a la fauna silvestre, se cuentan la caza furtiva, el tráfico y la comercialización ilegal. En muchos casos, finqueros las matan porque asocian su presencia a la muerte del ganado. Y, lo más común, es que se las mate como una práctica recreativa (Jaksic y Jiménez 1986). En Argentina en particular, el águila mora ha sufrido intoxicaciones secundarias dirigidas a controlar las poblaciones de mamíferos plaga (Hiraldo et al. 1995).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter