El operativo que se extenderá hasta el 28 de julio, contará con la presencia de 250 policías de seguridad vial, abocados a las tareas de prevención y control sobre las rutas.

 
Con el objetivo de reforzar los controles viales se dispondrán 12 puestos fijos de control en puntos estratégicos de la provincia y puestos móviles en todas las localidades, con  la presencia de efectivos de Seguridad Vial. 
 
Además se reforzaran las distintas Unidades Regionales de la provincia a fin de optimizar las tareas de prevención, para ello intervendrá personal de la Policía Federal, de la agencia nacional de seguridad vial a través de la base regional NOA, Gendarmería y distintas dependencias de la policía de la provincia como ser toxicomanía, canes, etc.
 
Cabe destacar que la provincia junto a Salta y Tucumán  fijarán políticas conjuntas de acción, a fin de disminuir los niveles de siniestralidad de la región, aspecto en el que ha venido trabajando intensamente el Gobierno Provincial logrando reducir notablemente estos índices.