El gobernador Eduardo Fellner realizó un recorrido por las obras en donde funcionarán la Nueva Central de la Policía y el Servicio Penitenciario de Alto Comedero.

 
Lo acompañaron en la ocasión el jefe de Gabinete de Ministros, Armando Berruezo; el ministro de Gobierno y Justicia, Alberto Matuk; y funcionarios de la cartera de seguridad
 
Con respecto a la nueva Central de la Policía, Fellner destacó que se encaró hace un par de meses con la intención de “mejorar el funcionamiento que actualmente tiene la Jefatura, con todas las dependencias, frente a la plaza Belgrano”. Cabe recordar que el predio al cual se trasladará fue cedido por Vialidad de la Nación, luego de diversas gestiones por parte del Ejecutivo de Jujuy, en “comodato por largo plazo”, según indicó el mandatario provincial.
 
“Se trata de una obra importante de muchos metros cuadrados que va a mejorar la disponibilidad y fundamentalmente la funcionalidad” de la Central policial, por tanto “si se cumplen los plazos de obra, va a estar terminada antes de fin de año y  para entonces ya se hará el traslado de las dependencias”.
 
Asimismo, destacó que la intención del traslado también está vinculada al proyecto que se viene realizando, en forma conjunta con la Corporación Andina de Fomento, para revalorizar el Casco Histórico de la ciudad y en la que el Cabildo cumple un lugar central por su importancia en el legado de los jujeños. Por esta razón, se tiene previsto que el Cabildo sea refaccionado y cumpla la función de museo, dedicando “ese espacio tan importante desde el punto de vista histórico, cultural y turístico” a muestras y exposiciones.
 
Por otro lado, Fellner hizo referencia al recorrido por las obras del Penal, ubicado en Alto Comedero en el cual, indicó que “se viene trabajando desde hace aproximadamente un año, con un avance y un sistema bastante moderno de lo que es el sistema carcelario”, adaptando la infraestructura no solo a las necesidades de seguridad, sino también  a “la dignidad de la persona” que residirá en ellas. Para esta tarea intervinieron “organismos nacionales” y especialistas de la provincia.
 
“La idea es empezar a trasladar muy prontamente, porque ya va a entrar en funcionamiento”  debido a la urgente necesidad de “descongestionar nuestras seccionales de policía y comisarías, es un tema de preocupación permanente”, sentenció el mandatario. Adelantó además que ya se tiene “prevista y prácticamente aprobada otra etapa de ampliación” aumentando la “cantidad de posibilidades de alojamiento para los detenidos”.
 
En cuanto al lugar seleccionado para situar el Penal, el Gobernador explicó que éste se encuentra “vinculado, por un lado, con la Escuela de Policía; por el otro, al viejo establecimiento de nuestra Granja Penal y también con el Servicio Penitenciario Federal, o sea que la ubicación es adecuada”.
 
Finalmente, el Gobernador agradeció el esfuerzo realizado por las empresas constructoras para cumplir en tiempo y forma con los plazos previstos, acciones que “seguramente nos revaloriza como provincia y como responsables de nuestras propias cosas”.
 
Al mismo tiempo, destacó que “ambas obras se están haciendo con esfuerzo financiero provincial, ninguna de las dos tiene financiamiento internacional o nacional, o sea que cuidando el pesito diariamente y con el apoyo y acompañamiento de las empresas, estas obras se van realizando y van a ser una realidad que mejorará el Servicio de Seguridad Pública de Jujuy, por un lado, y por el otro va a liberar áreas importantes, fundamentalmente en el casco céntrico frente a la plaza Belgrano”.