Las obras para la construcción y traslado de la Central de Policía de la provincia avanzan favorablemente con un 40% de los trabajos ya realizados.

 
Se calcula que estará concluida a fines de noviembre de este año.
 
Al respecto, el Secretario de Infraestructura de la provincia, Guillermo Durand, indicó que el objetivo en el avance de las obras es llegar a fin de año con la nueva Central de Policía terminada y “en condiciones para que se pueda hacer el traslado y funcione correctamente”.
 
Con este nuevo edificio, la Policía de la Provincia contará con “una sede administrativa acorde a nuestros tiempos” en donde se dispondrán las “áreas de Jefatura, Subjetura y un aula de situación para realizar capacitaciones y cuestiones estratégicas”, además funcionará “una sección más operativa” relacionada a las comunicaciones y la Jefatura de Cuerpos, explicó Durand.
 
En lo que respecta al área administrativa indicó que el proyecto incluye tanto al área vinculada con el personal, compras y contabilidad, como al de antecedentes y archivos.
 
El nuevo edificio, “dispondrá de una tecnología totalmente moderna, con sistema informático, aire acondicionado, iluminación y ventilación”, es decir “todo lo que hace un edificio moderno”, apuntó Durán.
 
Por su parte, el representante de la empresa constructora “Emprendimiento Rio Grande”, Guillermo Assaf indicó que a la fecha se cuenta con un 40% de la obra, esperando terminar el 60% restante hasta fines de noviembre de este año.
 
Asimismo, explicó que esta obra consiste en “el reciclado de una nave industrial de hormigón abovedada” que a los efectos de aumentar su superficie original se construyó un entrepiso, el cual “se está terminando con la colocación del piso”. Lo restante sería la colocación de las “divisiones que son tabiquería en seco y todas las instalaciones como ser la eléctrica, el servicio contra incendio”, el frente vidriado y por último la provisión de los mobiliarios.
 
Para los trabajos, Assaf precisó que cuentan con alrededor de entre “35 y 40 obreros y se prevé que próximamente incorporemos más operarios porque ya van a empezar los trabajos finos que demandan mucha mano de obra”.
 
Finalmente, aseguró que “la obra, una vez que esté terminada, contará con 3.500 metros cuadrados, totalmente equipados” para que la policía desempeñé su tarea con total comodidad.