La Biodiversidad es toda la variedad de organismos vivientes, incluyendo los niveles de organización de genes, especies y ecosistemas, así como los procesos evolutivos que los crean y los procesos ecológicos que los relacionan.

La Biodiversidad proporciona al ser humano bienes y servicios ecosistémicos de los cuales dependemos para subsistir. En el año 2001, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) instituyó el 22 de mayo como día Internacional de la Biodiversidad en conmemoración de la aprobación en el año 1992 del Convenio sobre Biodiversidad.

El principal objetivo de esta celebración es sensibilizar, llamar la atención y señalar el gran problema de amenazas a la biodiversidad y que las sociedades deben enfrentar.
Recientemente, y luego de tres años de trabajo, un panel de expertos de todo el mundo conocido como IPBES (Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas), ha publicado un informe que muestra que la Biodiversidad está en un grave declive y que cerca de un millón de especies de animales y plantas están en peligro de extinción.

Al menos 680 especies de vertebrados fueron llevadas a la extinción desde el siglo XVI. Estas cifras alarmantes nos confirman que estamos ante el sexto episodio de extinción masiva en los últimos 600 millones de años de la historia de nuestro planeta. El informe también muestra que el 75% de los ecosistemas terrestres y el 66 % de los ecosistemas marinos se han alterado considerablemente. Esta alteración es consecuencia, entre otros factores, a que se dedica un 33% de la superficie terrestre del planeta y 75% del agua dulce a la producción agrícola o ganadera.

El declive de la biodiversidad reduce significativamente la capacidad de la naturaleza de contribuir al bienestar de las personas poniendo en peligro las economías, los medios de vida, la seguridad alimentaria y la calidad de vida de las personas de todo el mundo. Un patrón que emerge en el informe es la interconectividad global y ‘teleacoplamiento’: la extracción de recursos y la producción a menudo ocurren en una parte del mundo para satisfacer las necesidades de consumidores distantes en otras regiones. El informe también revela que no es demasiado tarde para actuar, pero solo si empezamos ahora, en todos los niveles, desde lo local hasta lo global. Es importante tomar conciencia que tenemos que actuar no solo a nivel global sino también a nivel regional y local.

En el Noroeste de Argentina tenemos también una acelerada pérdida de biodiversidad, con transformación de los bosques de áreas planas, como los bosques chaqueños, a otros usos de la tierra, contaminación de cuerpos de agua y cacería o sobre-explotación de especies silvestres. De todos modos, aún podemos asegurar la conservación de nuestros ecosistemas y especies amenazadas si actuamos a tiempo. Todavía podemos observar o escuchar en las selvas de Salta y Jujuy a guacamayos verdes, loros pineros, tucanes, tapires y jaguares (al menos sus huellas). Aún podemos disfrutar durante los días soleados de los ríos y arroyos, aunque cada vez se nota más nuestra huella humana en la basura que dejamos en sus orillas o que tiramos en sus cauces.

Por eso es importante reflexionar y comprometernos con mantener y cuidar la Biodiversidad que es el patrimonio común que tenemos. Es importante darnos cuenta que el problema nos afecta a todos y es grave. Pero afortunadamente tenemos aún una oportunidad para cambiar la situación. Volviendo al informe del IPBES, también afirma que aunque existe progreso en los esfuerzos para conservar la naturaleza e implementar políticas, los objetivos globales para preservar y usar la naturaleza de manera sostenible y lograr la sostenibilidad no pueden alcanzarse con las trayectorias actuales, y que los objetivos para 2030 y más allá sólo pueden lograrse a través de cambios transformadores en los sectores económicos, sociales, políticos y tecnológicos. La pérdida de biodiversidad no sólo es un problema ambiental, sino también un problema económico, de desarrollo, de seguridad, social y moral.

La Fundación CEBio (www.cebio.org.ar) invita a la comunidad a celebrar el Día Internacional de la Biodiversidad el 22 de Mayo de 17 a 19 hs en el Hall de Entrada y Aula Magna de la Facultad de Ciencias Agrarias, Universidad Nacional de Jujuy (Calle Alberdi N° 47).

COMENTARIOS