El Presidente del Comité Provincia de la UCR, Gerardo Morales, en una conferencia de prensa que tuvo lugar en la sede partidaria, rechazó el eventual retorno de la Ley de Lemas.

 
Al mismo tiempo, el dirigente criticó la reciente reforma de la ley de la SuSePu, que permite la reelección indefinida de los miembros de su Directorio.
 
Morales, durante el encuentro con la prensa jujeña que se desarrolló con agenda abierta, expresó que el radicalismo rechazará cualquier posibilidad de retorno de la ley de lemas, porque “sería reeditar una trampa que nos ha llevado a muchos conflictos institucionales en Jujuy”.
 
Recordó que tras la inestabilidad institucional generada por los efectos de la ley de lemas en los 90, se derogó esa norma. Y expresó que de reeditarse esa disposición, la provincia volverá a atravesar un período de inestabilidad institucional y social, porque volverá a anarquizar el sistema político. 
 
Consultado por la prensa, expresó su desacuerdo con la norma que permite la reelección indefinida de los miembros de la SuSePu. Al respecto interpretó que esa reforma “sólo servirá para garantizar el conchabo a dos miembros de la Susepu que son del oficialismo”.
 
En otro tramo, el líder radical acusó al partido de gobierno de alentar conflictos institucionales en los gobiernos comunales que conduce el radicalismo. “Donde hay un intendente radical, los peronistas lo quieren voltear. Esto es lo que está pasando, no los dejan gobernar”, afirmó.
 
Asimismo fustigó al gobierno provincial, por el doble estándar en relación a la valoración de las protestas sociales y observó que “cuando los protagonistas de los conflictos son gremios u organizaciones que no son afines al gobierno, se pide mano dura y la aplicación de la ley pero no ocurre lo mismo con organizaciones afines al kirchnerismo, como la Tupac Amaru, a quienes se les da la libertad de romper y violentar”. 
 
Consideró que mientras en Jujuy no se aplique la ley en condiciones de igualdad, se seguirá profundizando la violencia.
 
Subrayó que “el trabajo, la producción y la educación” deben ser los ejes centrales de un nuevo modelo y acotó que el crecimiento y el desarrollo deben derivarse de un modelo que valore, respete y potencie la riqueza natural y cultural de la provincia. “No estamos de acuerdo con el modelo minero, entendemos que por ahí no irá el futuro, hay que cuidar los recursos naturales y el agua y evitar tragedias como la de Metal Huasi que han significado enormes costos sociales y sanitarios”, por eso consideró que la minería debe desarrollarse en un escenario con mayores controles ambientales.
 
“El desarrollo de Jujuy debe estar basado en su diversidad cultural y en oportunidades como las que presentan el desarrollo de los productos orgánicos que pueden constituirse en una marca provincial”, dijo.
 
“Hay que trabajar para que Jujuy sea una provincia que haga un aporte en términos de producción orgánica, desarrolle la vitivinicultura, la quinua, pueda aprovechar la vicuña, y pueda aprovechar las potencialidades que ofrecen sectores como la foresto industria”, añadió.
 
Anticipó en este contexto que dando continuidad a la reciente actividad concretada por el Instituto de Políticas Públicas en esta Capital, donde se abordaron las oportunidades productivas de Jujuy, en la ciudad de Abra Pampa se realizará dentro de un mes un encuentro similar con productores de toda la puna.