El Secretario General de la Gobernación, Oscar Insausti, se refirió al paquete de leyes enviado por el Poder Ejecutivo provincial a la Legislatura para su tratamiento, en la búsqueda de avanzar contra el trabajo no registrado en Jujuy.

 
Insausti explicó que uno de los proyectos presentados apunta específicamente a la adhesión de la provincia a la ley nacional sancionada para promocionar el empleo registrado, así como también un sistema de sanciones a los empleadores que no cumplan con las normas de registración laboral en el sector privado, logrando de ese modo un trabajo en línea y concordancia, aprovechando la fiscalización y el poder de contralor que tiene la provincia en materia de control de las normas laborales.
 
Por otra parte, se refirió a otra de las leyes propuestas que tiene por objeto “combatir el empleo no registrado en el sector público, es decir en las comisiones municipales, en las intendencias y en los organismos del Estado provincial” y que resulta sumamente significativa para el desarrollo de las actividades del Estado.
 
A su vez, el funcionario destacó que seguramente los proyectos tendrán un amplio debate en la Legislatura porque como lo adelantó el Presidente del Bloque Justicialista, Javier Hinojo, se propiciará la participación de las entidades gremiales para que den su opinión al respecto y “puedan enriquecer los temas que sean necesarios para este proceso de trabajo lo que nos parece importantísimo”.
 
“Básicamente, en los municipios y comisiones municipales, muchos trabajadores hoy están vinculados por planes y programas sociales. La ley prevé ver cuáles de esos programas realmente tienen una connotación de relación de empleo con el sector público y cuáles son programas asistenciales, es decir de ayuda a familias vulnerables y que necesitan un apoyo del Estado; esto nos va a permitir tener precisiones de las formas y de los instrumentos de los que vamos a disponer desde el Poder Ejecutivo, conjuntamente con los municipios, para poder ir regularizando progresivamente y en la medida de las posibilidades presupuestarias de la provincia, la situación del empleo no registrado en todo el territorio provincial” subrayó.
 
“Como beneficio, se va a reconocer su calidad como trabajador del Estado y se va a empezar a recorrer un camino para ir poniéndolo en condiciones de igualdad con el empleado de planta permanente” afirmó.
 
“En rigor, nosotros consideramos y ponemos énfasis en que es necesario un proceso de trabajo que no se puede hacer en forma automática porque primero hay que individualizar a cada una de estas personas” lo que permitirá “saber quiénes realmente no prestan servicio en la administración pública”. 
 
Sobre esto mismo, Insausti detalló que “hemos identificado que en este universo de personas con planes y programas sociales hay gente que en realidad cuenta con un empleo en la actividad privada; hay gente que tiene beneficios previsionales; hay personas que figuran como fallecidos en algunos registros; hay gente que está domiciliada afuera del territorio jujeño, lo cual hace por lo menos dudar si realmente prestan servicios, es decir que hay un conjunto de situaciones que es necesario ir regularizando en forma conjunta con los municipios” de modo tal de terminar efectivamente con el trabajo no registrado en la provincia.