El gobernador Eduardo Fellner se refirió a los tres proyectos de ley impulsados por el Poder Ejecutivo que buscan avanzar contra el empleo no registrado en las administraciones provincial y municipal.

 
El mandatario explicó que Jujuy adhirió a la ley nacional impulsada por la Presidente Cristina Fernández, con el fin de eliminar el trabajo en negro en todo el territorio argentino. Asimismo, indicó que la autoridad de aplicación para prevenir y sancionar el empleo no registrado en el sector público será la recientemente creada Secretaría de Empleo y Relaciones Laborales de la provincia.
 
En un segundo término, el doctor Fellner refirió que dentro del “paquete” de proyectos, se tiene previsto trabajar sobre “los plazos de consideración del plan de normalización de la administración pública con el pase a planta permanente del personal contratado”, medida que,  por un lado, mejorará sensiblemente las condiciones laborales de los empleados públicos, y por otro, limitará el mantenimiento, renovación o prorrogación de los contratos de locación de servicios en las reparticiones provinciales y municipales por un período superior a los cuatro años, tratando de lograr así una regularidad jurídica, instaurando incluso un sistema de sanciones que incluirá multas para los organismos y funcionarios públicos que incumplan con estas medidas.
 
En tercer lugar, el Gobernador comentó que en los proyectos de ley presentados intervinieron los Intendentes y Comisionados Municipales de la provincia, con quienes se realizó una mesa de trabajo durante el fin de semana largo, sobre todo teniendo en cuenta que actualmente existe un gran número de planes sociales “que tenemos que ir esclareciendo” porque tienen un carácter asistencial y no laboral, donde además se detectó que muchos beneficiaros prestan servicios en relación de dependencia en el sector privado, cuentan con jubilaciones o pensiones, o realizan otras actividades, lo que es necesario poner “a la vista de toda la ciudadanía de Jujuy” dando muestras de que son situaciones que deben regularizarse.
 
Para avanzar sobre este mismo tema, refirió que se creará un registro de los trabajadores del Estado, así como también una Unidad de Fiscalización Permanente encargada del control y verificación en cada repartición de que se cumpla con ese registro. Esto último viene a colación teniendo en cuenta que los trabajadores no registrados están desprovistos de muchos de sus derechos y en una situación de gran desigualdad con respecto a los trabajadores que si están registrados, y por otra parte, porque la falta de registro hace imposible los controles a los funcionarios y encargados de la conducción de los distintos organismos, concluyó.