Nos investigarán: Argentina, bajo la lupa de los Estados Unidos

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter

El Gobierno de los Estados Unidos eliminó preferencias especiales en comercio exterior para un grupo de 25 países, de los denominados “en desarrollo” entre los que incluyó a la Argentina. En medio de la guerra comercial, la administración de Donald Trump redujo la lista de países que considera en desarrollo o menos desarrollados para poder iniciar una investigación sobre si están perjudicando a las industrias estadounidenses con exportaciones “subsidiadas deslealmente”, según un comunicado del representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, que fue citado por la agencia Bloomberg.

De esta forma, Estados Unidos canceló las preferencias especiales para una lista de países “autodeclarados” en desarrollo que abarca a Albania, Argentina, Armenia, Brasil, Bulgaria, China, Colombia, Costa Rica, Georgia, Hong Kong, India, Indonesia, Kazajistán, Kirguistán, Malasia, Moldavia, Montenegro, Macedonia del Norte, Rumania, Singapur, Sudáfrica, Corea del Sur, Tailandia, Ucrania y Vietnam. Otros que no figuran en la lista ya acordaron renunciar a sus derechos de países en desarrollo en futuras negociaciones comerciales, incluidos Brasil, Singapur y Corea del Sur.

Fuentes de la Cancillería argentina señalaron que esta decisión del Gobierno de los Estados Unidos aún no tiene consecuencias. “Nos han dejado de considerar un país en vías de desarrollo pero aún no han aplicado ninguna medida en esa línea. E incluso esa consideración podría reveerse”, señalaron.

Según el especialista en comercio internacional Marcelo Elizondo, la decisión responde a una política del gobierno estadounidense donde se considera que los aranceles ya no definen el modo en el cual los países se enfrentan comercialmente en el mundo. “Están compitiendo en base a instrumentos varios como política monetaria, lo que ellos llaman ‘devaluaciones competitivas’, o subsidios como los que ponen en marcha los asiáticos y otros instrumentos. En casi todos los países hay procesos desregulatorios muy intensos para bajar costos. Entonces, Estados Unidos dice que ya no tiene sentido mantener aranceles bajos y abiertas las fronteras cuando los países compiten en base a otros elementos”, explicó.

Con todo, advirtió que no se trata de una decisión solo contra la Argentina. “El beneficio que los Estados Unidos está eliminando es un beneficio unilateral que ellos conceden y que también pueden decidir dejar de conceder. Otro elemento es que los Estados Unidos ya no utilizan instrumentos en frontera aislados de sus alianzas geoestratégicas o geopolíticas. Con esto, obliga a los países a generar consenso de acuerdos en otros temas, más allá de lo comercial, como la relación. con China”, agregó Elizondo.

De acuerdo con sus estimaciones, no es mucho lo que la Argentina exporta hoy por ese beneficio a los Estados Unidos. En su momento fueron más de USD 300 millones, pero luego la cifra fue cayendo. Uno de los motivos fue que se anunció que el beneficio se interrumpía y luego que se restituía. “Las empresas que específicamente exportan por ese beneficio se ven afectadas pero en general el monto no es de una gran proporción del total exportado por Argentina a los Estados Unidos”, señaló.

El Gobierno estadounidense indicó que la decisión de revisar su metodología de país en desarrollo para las investigaciones de derechos compensatorios era “necesaria” ya que la orientación previa de los Estados Unidos, establecida en 1998, estaba obsoleta. “La decisión marca una desviación notable de dos décadas de política comercial estadounidense con respecto a las naciones en desarrollo que podría resultar en sanciones más estrictas para algunos de los principales exportadores del mundo”, señaló la agencia Bloomberg.

La medida también refleja la molestia de Trump al ver que grandes economías, como China e India, pueden recibir beneficios comerciales preferenciales al ser catalogadas como naciones en desarrollo en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El mes pasado, durante su visita a Davos, Suiza, Trump advirtió que la OMC no trató a los Estados Unidos de manera justa. “China es visto como un país en desarrollo. India es visto como un país en desarrollo. Nosotros no somos vistos como un país en desarrollo. En lo que a mí respecta, también somos un país en desarrollo”, dijo.

El objetivo de las preferencias especiales de la OMC para las naciones en desarrollo es ayudar a los países más pobres a reducir la pobreza, generar empleos e integrarse al sistema de comercio mundial. Según las normas de la organización, los gobiernos deben finalizar sus investigaciones de derechos compensatorios si el monto de la subvención extranjera es menor al 1% del precio de lo que se exporta. Para los países en desarrollo, en tanto, el estándar es 2% del precio.

La administración Trump intentó poner fin a estas preferencias especiales para países incluídos en ciertas categorías o grupos mundiales como el G20, la OCDE o que el Banco Mundial clasifica como naciones de altos ingresos.

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter