La cápsula Crew Dragon con los astronautas de la NASA regresó tal como estaba previsto

Los astronautas de NASA regresaron a la Tierra tras una misión histórica con la cápsula de Space X
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Los astronautas de la NASA Robert Behnken y Douglas Hurley abandonaron la Estación Espacial Internacional (EEI). Foto AFP.

La Crew Dragon cayó en aguas del Golfo de México. Comenzó la misión el 30 de mayo.

Paula Lugones

En una escena de película y en medio de una gran expectativa mundial, la cápsula cayó suavemente tras 19 horas de viaje en las aguas del Golfo de México, amortiguada por cuatro paracaídas. Inmediatamente las embarcaciones salieron al rescate de los hombres que este domingo hicieron historia: dos astronautas de la NASA regresaron sanos y salvos en lo que se considera el retorno de Estados Unidos a la carrera espacial y el inicio de la era de misiones privadas al más allá.

Fue la primera nave espacial tripulada de Estados Unidos desde el fin de la era de los transbordadores, hace una década. Pero también la primera en un cohete de la compañía Space X, del empresario Elon Musk​, en la misión tripulada más peligrosa y de alto nivel confiada por la NASA a una empresa privada.

Además, fue la primera vez en 45 años que la gente pudo contemplar el amerizaje de una nave espacial. La última vez fue el 21 de julio de 1975, cuando la tripulación de una misión Apollo-Soyuz cayó al océano Pacífico, cerca de Hawai.

La imagen del astronauta Douglas Hurley al salir de la cápsula Crew Dragon. (AFP)

Behnken (49 años) y Hurley (53) fueron los primeros en partir desde Estados Unidos hacia el espacio desde 2011, ya que desde los frustrados lanzamientos de los transbordadores los estadounidenses debían volar desde territorio ruso y con cohetes Soyuz de ese país. Partieron hace 63 días hacia la Estación Espacial Internacional​, que orbita a 400 kilómetros sobre el nivel del mar a 27.000 kilómetros por hora.

Todos los ojos estuvieron colocados en las cámaras de la NASA, que transmitieron en directo la llegada de la cápsula. La tensión había crecido en los últimos días por la llegada a la zona de la tormenta tropical Isaías, que amenazaba la costa de Florida con fuertes vientos y posibles daños a los edificios. La NASA y Space X habían previsto varios sitios potenciales para la caída en el Golfo de México: cerca de Pensacola, Tampa, Tallahassee e incluso ciudad de Panamá.

Pero la tormenta se desvió y el mar estuvo calmo cerca de Pensacola. A la hora señalada, la cápsula cayó a una velocidad de unos 25 kilómetros por hora. Las dos embarcaciones de rescate se le acercaron rápidamente y lo primero que hicieron fue chequear que no hubiera sustancias tóxicas alrededor del aparato.

Los rescatistas subieron la cápsula a una de las embarcaciones y tardaron mas de una hora en abrir su puerta porque tuvieron que asegurarse que el artefacto no tuviera fisuras y que también que los astronautas estuvieran en buenas condiciones de salud. Para eso ingresó un experto a la nave una vez que la abrieron (cerca de las 17, hora de la Argentina). Haber estado más de dos meses en el espacio supone un enorme desafío físico y, por precaución, los astronautas fueron trasladados sentados sobre una camilla. En la sala de controles hubo sonrisas, aplausos y festejos.

Un regreso seguro a casa era crucial porque la misión de Hurley y Behnken todavía se consideraba una prueba. La NASA no certificaría oficialmente a Dragon como una nave espacial apta para otras misiones sin un retorno tranquilo y seguro. Si bien los astronautas elegidos son veteranos de la NASA y pilotos de pruebas entrenados específicamente para responder a cualquier problema técnico que hubiera podido surgir en el nuevo vehículo, la misión finalizó sin inconvenientes.

“Es maravilloso tener a los astronautas de la NASA de vuelta en la Tierra tras una muy exitosa misión de dos meses. íGracias a todos!”, escribió en su cuenta de Twitter el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump​.

Antes de iniciar su regreso a tierra, durante una ceremonia de despedida en la Estación internacional, Behnken declaró que “la parte más difícil fue lanzarnos. Pero la parte más importante es llevarnos a casa”.

Dirigiéndose a su hijo y al hijo de Hurley, levantó un dinosaurio de juguete que los niños eligieron enviar en la misión y expresó: “Tremor el Apatosaurio se dirigirá a casa pronto y estará con sus padres”.

El éxito de la misión es un enorme triunfo para Space X, la empresa fundada en 2002 por el multimillonario emprendedor Elon Musk, el hombre que engendró los automóviles eléctricos Tesla y el sistema de pago PayPal, cuyo sueño es hoy tener las llaves del espacio para poder llevar pasajeros a una nueva dimensión, si es posible hasta la Luna y Marte​.

Sara Seager, profesora de Ingeniería Aeroespacial y de Ciencia Planetaria del Massachussetts Institute of Technology, dijo a Clarín que “Estados Unidos no ha tenido la capacidad de enviar una misión tripulada al espacio durante casi una década, por lo que hoy es un gran hito para la NASA y el país. Trabajando juntos, la NASA y el sector privado, pueden hacer que sucedan grandes cosas. Pero el futuro está en el sector privado, que tiene una capacidad única tanto para la innovación como para el riesgo, mientras que también reduce los costos.” La experta agregó que “con la capacidad de llevar una tripulación humana al espacio, los sectores privados pueden dedicarse al turismo espacial, si pueden obtener suficientes participantes para apoyar este tipo de turismo”.

Robert Winglee, director del departamento de Ciencias de la Tierra y el Espacio de la Universidad de Washington, dijo a Clarín que “la era de Apolo logró llevar a los humanos a la Luna, pero fue costosa y la tecnología no estaba lista para una presencia permanente de humanos más allá de la órbita terrestre baja. Ahora la tecnología ha mejorado enormemente y la humanidad está lista para intentar verdaderamente ir más allá de la Tierra de una manera permanente, y esta misión representa ese próximo gran paso”.

TEMAS RELACIONADOS:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter