El Sukhoi Superjet 100 matrícula RA-89098 y operado por Aeroflot reportó una emergencia y debió regresar al aeropuerto de Moscú. Pero en el aterrizaje quedó envuelto en llamas.


Un accidente de avión le costó la vida a 41 personas en el principal aeropuerto de Moscú. Este domingo, la aeronave Sukhoi Superjet 100 aterrizó de emergencia y quedó envuelta en llamas en el aeropuerto Sheremetyevo, en un aterrador instante capturado por un pasajero.

Elena Markovskaya, del Comité de Investigación Ruso, indicó que de los fallecidos 40 eran pasajeros y uno más era miembro de la tripulación.

El presidente ruso Vladimir Putin expresó sus condolencias a las familias de las víctimas y ordenó una investigación a fondo de la catástrofe, informó el portavoz presidencial Dmitry Peskov.

Cuarenta minutos antes del accidente, el avión había despegado con destino a Murmansk y debió regresar a Moscú luego de reportar una emergencia. Aunque aún no se sabe exactamente qué ocurrió, se habla de una falla en lo sistemas de comunicación, un desperfecto electrónico e incluso la caída de un rayo.

“El avión informó de un problema a bordo y se dispuso a efectuar un aterrizaje de emergencia. No lo consiguió en el primer intento y en el segundo el tren de aterrizaje impactó contra la pista y se produjo el incendio”, detalló la fuente a Interfax.

Cuando el avión tocó tierra, lleno de combustible, se inició un incendio y pronto el Sukhoi quedó envuelto en llamas, como mostraron numerosos videos en redes sociales.

En los vídeos tomados por otros viajeros del aeropuerto y personal de seguridad se aprecia a decenas de personas que bajan por el tobogán de emergencia y a muchos otros correr por la pista.

Se han reportado al menos 10 personas heridas entre los 78 pasajeros que volaban en el avión matrícula RA-89098 y operado por Aeroflot, aunque el número podría crecer.

El Superjet-100 fue el primer avión civil que se diseñó en Rusia tras la caída de la Unión Soviética y voló por primera vez en 2008. Desde que entró en servicio en 2011 este es el segundo accidente mortal que involucra a un Superjet 100, de acuerdo con la base de datos Aviation Safety Network.

En caso específico de la que sufrió el accidente el domingo, se trataba de un aeronave construida en 2017 y contaba con capacidad para transportar entre 70 y 100 pasajeros, indicó la cadena RT. Cumplía en este caso sólo con vuelos regionales.

Se trata de un avión pequeños con un largo de 29,94 metros y una envergadura de 27,8 metros. Puede alcanzar una velocidad máxima de 860 kilómetros por hora con un alcance de 3048.

El Comité de Investigación de Rusia inició una investigación oficial sobre el incidente, mientras que el fabricante, Sukhoi, reportó que la aeronave había recibido el mantenimiento programado en abril.

El Superjet 100 es operado principalmente por aerolíneas rusas, y de países ex miembros de la Unión Soviética. Aunque en América Latina la aerolínea mexicana de bajo costo Interjet cuenta con cinco unidades del avión “bajo los más altos estándares de seguridad”.

“Interjet lamenta profundamente el accidente en el que se vio involucrado un avión Sukhoi Superjet 100 de la aerolínea rusa Aeroflot en el Aeropuerto de Moscú Sheremétievo”, dice un comunicado de la compañía, de acuerdo a RT.

Sukhoi, fundada en 1939 y con cuartel general en Moscú, es una compañía aeronáutica famosa principalmente por sus diseños militares, como los Su-30 y Su-35, principales cazas de superioridad aérea de la Fuerza Aérea Rusa, o el avanzado caza furtivo Su-57.

COMENTARIOS