El video de la caída del Airbus A320 de PIA en plena ciudad de Karachi

Entre escombros de edificios, los restos del Airbus de PIA tras caer en plena ciudad de Karachi. (AFP)

Una cámara de seguridad capturó los instantes previos a la tragedia. Murieron 97 personas y sólo hubo dos sobrevivientes.

De panza, con señales de pérdida de sustentación y -de acuerdo al último reporte de los pilotos- sin la potencia de sus motores. Así fue la caída del Airbus A320 de Pakistán International Airlines (PIA) en plena ciudad de Karachi, según se observa en un video que fue difundido en las últimas horas.

En la tragedia murieron 97 personas, entre pasajeros y tripulantes. Sólo hubo dos sobrevivientes: Muhammad Zubair, un ingeniero mecánico, y Zafar Masood, CEO del paquistaní Bank of Punjab. Las imágenes de su rescate, entre restos del avión y de las edificaciones destruidas por el impacto, son absolutamente conmovedoras.

El A320 había despegado de la ciudad de Lahore y cumplía el vuelo PK8308. La mayor parte del pasaje estaba integrada por familias que regresaban a sus casas para celebrar el Eid-al Fitr, la fiesta por el final del mes sagrado musulmán del Ramadán. Los vuelos domésticos en Pakistán se habían reanudado días antes, luego de estar suspendidos por la cuarentena vigente en el país para combatir al coronavirus y con estrictas medidas de distanciamiento social: por ese motivo, en el Airbus llevaba ocupado un asiento de cada dos.

En el último contacto con la torre de control, los pilotos habían informado que no funcionaban las turbinas. “Perdimos los dos motores. Mayday, mayday, mayday”, se escucha en la grabación. Según varios testigos, el A320 había realizado un intento de aterrizaje frustrado, aparentemente por no poder desplegar la rueda de la nariz, antes de estrellarse en una pobre y superpoblada zona de Karachi, conocida como Model Colony y ubicada a un kilómetro de distancia de la cabecera de pista del aeropuerto.

El vuelo, hasta el momento del descenso, había transcurrido con normalidad. “De pronto el avión comenzó a sacudirse de forma violenta, una y otra vez”, relató Zubair, uno de los sobrevivientes, desde el hospital al que fue trasladado para su asistencia. El Airbus giró y por los parlantes se escuchó al piloto, que explicó a los pasajeros que estaban teniendo problemas en un motor y que el aterrizaje podría ser “problemático”, recordó.

Los documentos de aeronavegabilidad mostraron que la última vez que el avión fue inspeccionado por las autoridades fue el 1° de noviembre de 2019. Según un documento firmado por el ingeniero jefe de PIA el 28 de abril, el avión había recibido el mantenimiento necesario durante la cuarentena y que se encontraba en “condiciones de aeronavegabilidad” de acuerdo a “todos los estándares de seguridad”.

A las cajas negras, ya recuperadas, se suma un valioso testimonio gráfico tomado -pocos segundos antes de la tragedia- por un spotter (aficionado fotografáfico aeronáutico) paquistaní. Las imágenes muestran al Airbus con manchas negras debajo de sus turbinas y un dato que puede ser clave: el RAT (turbina de aire de impacto) extendido en la parte ventral del fuselaje. Se trata de un dispositivo que, por medio de una pequeña hélice que se mueve con la propia velocidad del avión, genera electricidad para el funcionamiento de todos los sistemas del aparato.
Según Airbus, hasta el viernes el avión tenía 47.100 horas de vuelo. El gigante aeronaútico europeo dijo que prestará asistencia técnica a investigadores en Francia y Pakistán, así como a la aerolínea y al fabricante de los motores.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

>
Ir arriba