Heraldo Muñoz, ministro de Relaciones Exteriores de Michelle Bachelet, rechazó el reclamo que Evo Morales presentó en La Haya. "Bolivia está pidiendo que se obligue a Chile a negociar un acceso marítimo soberano con resultado cierto, es decir, con cesión de territorio", dijo.

"Nosotros tenemos muy buenos argumentos para ir en contra de eso", agregó.
 
A la pregunta de si la puerta para entregar soberanía a Bolivia en una salida al mar está cerrada para siempre o solo por ahora, el ministro aseguró que "está cerrada para siempre, ese ha sido el planteamiento de Chile".
 
"Uno quizá nunca debiera decir nunca, pero la posición de Chile hoy, y ha sido así por mucho tiempo, es que Bolivia no tiene derechos y, por lo tanto, una demanda como la que se ha planteado es absolutamente inconducente", dijo Heraldo Muñoz.
 
Evo Morales, presidente de Bolivia, presentó personalmente el martes 15 de abril una demanda ante la Corte Internacional de Justicia para que Chile le devuelva la soberanía sobre la franja de territorio perdió en la Guerra del Pacífico (1879-1883).
 
Su principal argumento es que el Tratado de Paz y Amistad firmado en 1904, que estableció las fronteras actuales, es ilegítimo.
 
En respuesta a la presentación, Muñoz había asegurado que se trataba de una "demanda artificiosa, que carece de fundamento jurídico, y que revierte un proceso de diálogo constructivo y de generación de confianzas mutuas que Chile ha privilegiado".
 
"Aquí no se trata de un diferendo limítrofe, sino de una demanda por lo que se ha venido en denominar supuestos derechos expectaticios. Por lo mismo, Bolivia agrega componentes políticos y mediáticos para darle fuerza a un caso que no tiene sustento jurídico", había dicho entonces en una entrevista concedida a La Tercera.
 
La presentación boliviana hizo oficial el rompimiento de las negociaciones que durante años intentó llevar adelante la cancillería de La Paz, encabezada por David Choquehuanca. Se habían iniciado cuando Michelle Bachelet estaba en su primer período presidencial, pero se frustraron cuando Sebastián Piñera la reemplazó.
Chile tiene hasta el 18 de febrero de 2015 para responder a la presentación.