Más noticias

Alimentos industrializados: estimulan las papilas gustativas para seguir comiendo
No solo las drogas producen adicción. Los alimentos industrializados también, ya que muchas veces debajo de su apariencia saludable presentan ingredientes que no llevan a enfermarnos.
 
La alimentación juega un rol muy importante en la prevención de enfermedades. Saber elegir alimentos en forma adecuada, incluir en tu rutina actividad física (por lo menos media hora por día), descansar a la noche unas siete horas son tres pilares fundamentales que mejoran la calidad de vida.
 
Los alimentos industrializados favorecen en gran medida, la aparición o el avance de enfermedades como obesidad, exceso de peso, diabetes, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, cáncer, entre otras. Esto se debe a que la publicidad resalta cualidades de los alimentos y oculta otras. Ahí está la trampa.
 

¿Qué efectos pueden ocasionar los alimentos industrializados?

Estimulan las papilas gustativas debido a la existencia de azúcares escondidos. El consumidor los compra seducido por el rótulo “alimento light o dietético” o porque no presentan azúcares, sin embargo seguramente contiene otros ingredientes que se comportan como sustancias adictivas.
 
Los edulcorantes, las harinas de todas las clases (altamente inflamatorias) hacen que las personas sigan consumiendo alimentos que los contengan, porque producen adicción.
 
Acostumbrate al sabor natural de los alimentos que ofrece la naturaleza. Muchos piensan que los edulcorantes son inocuos y eso tampoco es así. El temor no debe estar focalizado en que puedan desarrollar cáncer, ya que la ingesta debería ser enorme para que produjeran ese tipo de efectos adversos.
 
Los edulcorantes hacen que el dulzor estimule las papilas gustativas y llame a seguir buscando alimentos no saludables llenos de sustancias adictivas. Existe evidencia científica que sostiene que interfieren con sistemas de señalización del sistema nervioso relacionados con el sistema de recompensa y también con las incretinas. El sistema de recompensa obedece a estímulos específicos y naturales, regulados por neurotransmisores que permiten que el individuo desarrolle conductas aprendidas que responden a hechos placenteros o de desagrado. La adicción al dulzor está relacionada con ese mecanismo. Las incretinas pertenecen a un grupo de hormonas que se producen en el intestino como consecuencia de la ingesta de alimentos.
 
Alimentos industrializados que presentan edulcorantes provocan aumento de la insulina es decir resistencia insulínica y muchos diabéticos los incluyen. Se relacionan además con una ganancia de peso progresiva a través de los años ya que no hay control de las ingestas alimentarias debido a que se considera (erróneamente) que son inofensivos y se desconoce la acción de estimulación de las papilas gustativas.
 
Muchos son los alimentos industrializados que presentan sustancias adictivas: panes lactales (incluidos los integrales), yogures light (con pulpa de frutas, con cereales), cereales para el desayuno, yerba, café, comidas elaboradas.
 
Aprendé a leer detenidamente las etiquetas nutricionales, fijate en los ingredientes. Si tenés dudas sobre qué es y cómo impacta en tu organismo, consultá a un experto en nutrición.
 
Una alimentación variada y saludable, libre de sustancias adictivas, es aquella que te brinda la naturaleza: leche, verduras, brotes y frutas, frutas secas, carnes, huevos, café y yerba (sin agregados de azúcar). Es decir, alimentos que no tengan ni azúcares industrializados, edulcorantes, sal extra, que son drogas alimentarias. Estos alimentos mejorarán tu calidad de vida, te vas a sentir menos hinchado y con más energía gracias sus aportes nutricionales.
 
*Alicia Crocco es licenciada en Nutrición y autora de varios libros.

Comentarios

PáginaShow

  • 1