Más noticias

Sangriento ataque a una mezquita del Sinaí: Más de 300 muertos
Egipto: más de 300 personas mueren en un ataque con bomba en una mezquita en la región del Sinaí.
 
Los atacantes utilizaron como objetivo del ataque una mezquita cercana a la región de al Arish, en el Sinaí.
Más de 300 personas murieron este viernes en un ataque perpetrado con armas y explosivos en una mezquita ubicada en la localidad de Bir al-Abed, en la región del Sinaí, en el norte de Egipto.
 
Cerca de una treintena de niños se encuentran entre las víctimas mortales.
Las autoridades egipcias aseguraron este sábado que los agresores portaban banderas del autodenominado Estado Islámico.
 
¿Por qué tantos grupos radicales se concentran en la península de Sinaí en Egipto?
La fiscalía informó que entre 25 y 30 atacantes abrieron fuego a través de las 12 ventanas y la puerta del centro de culto, donde decenas de fieles estaban congregados por la oración de los viernes.
 
El fiscal calificó a los victimarios de "takfiris", palabra que designa a los musulmanes que acusan a otros musulmanes de apostasía, en un comunicado hecho público por la agencia de noticias del Estado egipcio, MENA.
 
Aún no se sabe qué grupo armado es el responsable.
El presidente egipcio, Abdul Fattah al Sisi, aseguró que responderán con "brutal fuerza" a quienes perpetraron el mayor atentado de la historia reciente del país.
 
Apenas horas después de la masacre, las fuerzas armadas de Egipto informaron que lanzaron ataques aéreos sobre quienes creen que son los militantes extremistas responsables del ataque, que supuestamente se encontraban en las zonas montañosas que hay alrededor de la mezquita.
Investigación de la BBC: el pacto secreto que permitió a 250 combatientes de Estado Islámico escapar de Raqqa
La fuente oficial aseguró que destruyeron vehículos y escondites de los atacantes, sin identificar a los militantes extremistas ni precisar si hubo alguna víctima mortal, según la agencia Reuters.
 
El gobierno decretó tres días de duelo nacional y mantiene reuniones de emergencia para determinar qué medidas tomar.
Se trata del peor ataque en la región en cuatro años y es la primera vez que militantes islamistas atacan a fieles dentro de una sala de oración, explicó Sally Nabil, periodista de la BBC en El Cairo, quien recordó que antes este tipo de atentados solían tener como objetivo a las fuerzas de seguridad.
Hasta ahora ningún grupo se ha atribuido el ataque, pero desde hace varios años las autoridades egipcias combaten la insurgencia islamista en la región, lucha que se ha intensificado desde 2013, luego de que los militares egipcios derrocaran al presidente islamista Mohammed Morsi en julio de ese año.
 
Reportes señalan que hubo una explosión mientras los fieles rezaban y que, a continuación, un grupo de hombres comenzó a disparar a la gente mientras esta huía.
Los testigos dijeron que los atacantes llegaron en vehículos todoterreno y bombardearon la sala de oración abarrotada antes de abrir fuego contra los feligreses cuando trataban de huir.
 
Según los reportes de medios, los agresores incendiaron vehículos estacionados en las inmediaciones para bloquear el acceso a la mezquita.
La Guerra de los Seis Días: el conflicto relámpago ocurrido hace medio siglo que cambió para siempre Medio Oriente
"También estaban disparando contra las ambulancias", dijo un residente local que tenía parientes allí a la agencia de noticias Reuters.
Fotos de la escena muestran varios cuerpos tirados dentro de la mezquita sobre un suelo cubierto de sangre.
Sufíes
La mezquita donde sucedió el ataque era utilizada por la tribu local al-Sawarka, conocida por cooperar con las fuerzas de seguridad en la lucha contra los grupos yihadistas.
 
La sala de oración de la mezquita estaba abarrotada por ser viernes de oración.
El local también era concurrido por seguidores del sufismo, una rama mística del Islam sunita a la que algunos fundamentalistas islámicos, incluido el autodenominado Estado Islámico (EI), considera hereje.
La mujer amenazada de muerte y condenada por varios países por crear una mezquita liberal donde hombres y mujeres pueden rezar juntos
El jefe de la policía religiosa de EI afirmó en el Sinaí en diciembre pasado que los sufíes que no se "arrepintieron" serían asesinados.
 
Cientos de policías, soldados y civiles han sido asesinados desde entonces.
Los ataques yihadistas en Egipto en los últimos años apuntaron a fuerzas de seguridad e iglesias cristianas.
 
El jefe de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, condenó el ataque al considerarlo un "crimen aterrador que nuevamente muestra que el Islam es inocente de los que siguen la ideología terrorista extremista".
 
La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, tuiteó: "Horrorizada por el enfermizo ataque a una mezquita en Sinaí del Norte. Mis condolencias a todos los que están en Egipto afectados por este acto malvado y cobarde".
 
Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, calificó el ataque de "horrible y cobarde" y señaló que "el mundo no puede tolerar al terrorismo", mientras que el canciller francés, Jean-Yves Le Drian, expresó sus condolencias a las familias de las víctimas de ese "ataque despreciable".

Comentarios

PáginaShow

  • 1