Atlético Tucumán sigue haciendo historia. En Asunción, se clasificó por primera vez a octavos de final de la Copa Libertadores con un jugador menos desde los minutos finales del primer tiempo y ganándole la pulseada por el segundo puesto del Grupo C nada menos que a Peñarol de Montevideo. Es la segunda participación del Decano en el torneo mayor de la Conmebol.

El empate 0-0 conseguido en el estadio Nicolás Leoz fue histórico para el fútbol tucumano. Se trató, además, el debut absoluto de su cuarto arquero: Franco Pizzicanella (detrás de Cristian Luchetti, Augusto Batalla y Alejandro Sánchez).

Los dirigidos por Ricardo Zielinski aguantaron bien los embates del equipo paraguayo en el complemento y consiguieron la heroica clasificación a la siguiente ronda de la Copa Libertadores sin pasar sobresaltos.

Después de un comienzo desalentador en la Libertadores (derrotas consecutivas ante Libertad, en el Monumental José Fierro, y de visitante ante Peñarol), Atlético fue a la altura de La Paz, donde consiguió un triunfo notable contra The Strongest que lo puso otra vez en carrera.

Luego llegaron dos victorias consecutivas de local frente a los bolivianos y uruguayos, más el empate de este jueves en Asunción que le dio la ansiada clasificación.

A los 38 minutos del primer tiempo, se produjo la jugada bisagra del partido. Alejandro Sánchez cortó con foul cerca de la medialuna una incursión al gol de Antonio Bareiro. El árbitro brasileño Wilton Sampaio lo expulsó correctamente y Franco Pizzicannella (21 años, oriundo de San Miguel de Tucumán) , cuarto arquero, tuvo su bautismo de fuego.

En su primera jugada, afortunadamente para Pizzicannella, el tiro libre de Santiago Salcedo pegó en el palo. Antes, el local sólo había llegado claramente en una ocasión con un mano por izquierda que le ganó Sánchez a Alan Benítez. Luego, el arquerito se lució a lo 9 minutos del complemento tapándole un cabezazo a Bareiro.

Las declaraciones del goleador histórico del Decano fueran la síntesis exacta del desarrollo: “No jugamos nuestro mejor partido. Pero esto es lo que vinimos a buscar y logramos nuestro objetivo”, dijo Luis Pulga Rodríguez.

Fue un final con festejo alocado de los más de 3. 500 tucumanos que acompañaron al Decano a Asunción. Final con una merecida clasificación.

Comentarios