Más noticias

Belén Casetta
Hay deportistas que están moldeados para el alto rendimiento y para sobreponerse a las trabas que la vida cotidiana les puede poner por delante en el proceso de entrenamiento. Son los que se fijan un objetivo y dan pasos firmes hasta conseguirlo.
 
Esos atletas son los que se potencian ante la adversidad o ante un escenario desconocido de presión altísima. Belén Casetta es una de esas elegidas. Y vaya si lo demostró en Londres.
 
Sin nada que perder, sabiendo que ya había hecho historia grande como la primera finalista argentina en una prueba de pista de un Mundial de atletismo, escuchó el disparo de largada de los 3.000 metros con obstáculos y enfiló hacia su meta.
 
Todas sus rivales tenían mejores tiempos que ella en sus trayectorias. Pero Belén llevó su ritmo, fue al frente y dejó el resto para quedar undécima y bajar por casi 10 segundos su marca y volver a batir el récord sudamericano de la prueba.
 
"Correr con gente es increíble", dijo aún agitada, minutos después de su logro. Los miles de espectadores en Londres y los tantos que la siguieron a la distancia en la Argentina y, particularmente, en su Mar del Plata natal, dan fe de que en realidad increíble fue lo que hizo Belén. No contenta con los 9m35s78 con los que se había clasificado a esta histórica final, mejorando 7s15 su anterior marca, Casetta llegó 11ª con un tiempo de 9m25s99. Las estadounidenses Emma Coburn y Courtney Frerichs se hicieron con el oro y la plata, mientras que la keniata Hyvin Jepkemoi​ obtuvo el bronce.
 
 
En esta prueba, bajar un registro personal por 9s79 es una completa locura. Una conquista infernal para un atleta, que habla a las claras del resultado del entrenamiento realizado con Belén en Mar del Plata por Daniel Díaz y Leonardo Malgor. Y finalizado en los 2.300 metros de altitud de Cachi, Salta, paraíso de los fondistas para la puesta a punto final, por el beneficio que la altura genera en el desarrollo de los glóbulos rojos.
 
Los pasos que ha dado Casetta en esta prueba han sido gigantes en muy poco tiempo. En 2015, pocos días después del fallecimiento de su padre, Belén batió el récord nacional de la competencia y se clasificó a sus primeros Juegos Panamericanos: Toronto. Y el año pasado, volvió a quebrar su mejor marca al consagrarse campeona iberoamericana, lo que le permitió ser olímpica en Río de Janeiro.
 
Estudiante de Medicina, reparte su tiempo entre el estudio, los entrenamientos, las prácticas en el hospital y el doble turno. Es hiperactiva y su mente es tan poderosa como su cuerpo, lo que es una cualidad que distingue a los elegidos.
 
Se llama Belén Casetta, tiene 22 años y es la todoterreno del atletismo argentino. La figura de la delegación nacional en el Mundial de Londres. Su historia continuará. Ella lo sabe mejor que nadie.

Comentarios

Publicidad

PáginaShow

  • 1